ALIaS

Panini ha decidido recuperar en su Colección Extra Superhérores (algunos hubiéramos preferido una edición “absolut”, pero amigos, estamos en crisis) uno uno de los cómics Marvel más celebrados de la pasada década: Alias, de Brian Michael Bendis y Michael Gaydos, probablemente el mejor exponente de lo que el editor Joe Quesada quería lograr con el nuevo sello MAX: historias ambientadas en el Universo Marvel tradicional, pero contadas con un estilo y un lenguaje adultos que habrían hecho saltar por los aires el otrora ineludible “Comics Code”.

De este modo, y con más de tres décadas de retraso, Marvel daba la réplica al prestigiosísimo sello Vertigo de DC Comics, lanzando a la calle una serie de colecciones y series limitadas que, con la M de “mature” estampada en la portada, nos daba una perspectiva muy diferente de un universo que creíamos conocer a fondo. Muchos de los personajes que pulularon (y pululan) por las colecciones MAX eran habituales de las cabeceras Marvel tradicionales, es el caso de irredentos como Punisher, que aquí sin embargo eran retratados de una manera menos heroica y más humanizada, dejando claro que el género puede dar mucho más de sí si se le libera de las restricciones que impone una audiencia juvenil.

Otros personajes, por el contrario, fueron específicamente creados para la nueva línea editorial, y ese es el caso de la dama que nos ocupa: Jessica Jones, protagonista de la serie que, de hecho, fue la encargada de inaugurar el sello MAX. Imaginada por un Brian Michael Bendis en su mejor momento creativo e ilustrada por un poco popular (y estiloso) Michael Gaydos, la Señorita Jones encarnaba un nuevo tipo de héroe hasta ahora desconocido por los lectores de Marvel. Superheroína fracasada, malhablada (y aquí no hay “*&#$@” que valgan), con tendencia a emborracharse hasta caer redonda, propensa al sexo como pasatiempo y dolorosamente honesta consigo misma, Jones es la protagonista que el cómic americano mainstream necesitaba urgentemente, exenta de clichés y sin sexualizar (pese a su saludable promiscuidad), capaz de romper con una serie de tabúes que hasta ahora sólo se habían transgredido en editoriales periféricas como Dark Horse, pero que siempre se habían respetado en Marvel, uno de los dos pilares de una industria hasta hace poco centrada en un público eminentemente juvenil.

Sin duda, Quesada tenía en mente qué autores podían dar lo mejor de sí en este nuevo escenario, y decide apostarlo todo a un Michael Bendis que por aquel entonces se había consagrado en la excelente Ultimate Spiderman (cómic para masas, pero absolutamente de autor, ya que desde sus comienzos hasta hoy ha tenido un solo guionista).  Con total libertad creativa, algo que se tiene pocas veces cuando trabajas para una de las dos grandes, Bendis logra construir un personaje memorable que llegó a cautivar a todo tipo de públicos, incluso a los menos amantes del género. Un personaje que, si tuviéramos que definir con una sola palabra, esa sería “verosímil”.

Y es que no hay una sola viñeta en la que no te creas por completo a Jessica Jones, ex miembro de segunda fila de los Vengadores que se siente desplazada en semejante mundo de locos. Así, expulsada del olimpo de los superhéroes, abre en Manhattan una oficina de investigación privada, Alias, en la que se ve obligada a aceptar todo tipo de casos por una mera cuestión de supervivencia económica. Bendis hace un alarde de creatividad enfrentando a nuestra protagonista a investigaciones de lo más dispares, algunas relacionadas con el mundo de los justicieros enmascarados, otras más triviales y mundanas, pero siempre con la peculiaridad de que ponen a prueba  la integridad o la astucia de esta peculiar detective privada.

Con un formato de historias autoconclusivas que ocupan varios capítulos, el escritor de Cleveland consigue enganchar a la audiencia con unas tramas dramáticas en algunos casos, extravagantes en otros, pero siempre con la capacidad de llamar nuestra atención desde un principio y resultar verosímiles en su desenlace. El principal gancho de Alias, no obstante, es su peculiar protagonista, que vamos conociendo mejor según se van sucediendo los casos y que, poco a poco, se nos desvela como una mujer compleja y no pocas veces contradictoria, desastrosa en muchos aspectos de su vida, decididamente independiente, un tanto ansiosa por lograr cierta estabilidad vital, pero sobre todo resuelta a hacer el bien en la medida de lo posible. Otro tipo de héroe. 8

Alias
Brian Michael Bendis & Michael Gaydos
Marvel (línea MAX). Publicado en España por Panini: 2 vol. en rústica, 350 páginas, color, 16,5€ c/uno

Explore posts in the same categories: Cómic USA, Marvel, Reseñas

Etiquetas: , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

2 comentarios en “ALIaS”


  1. Totalmente de acuerdo: “Alias” es un excelente tebeo de super-perdedores en el sub-mundo de los super-héroes. Recuerdo que empecé a coleccionarla en la edición en prestigios de Planeta al mismo tiempo que Bendis daba lo mejor de sí en “Daredevil” y (en menor medida) en “Ultimate Spider-man”, además de publicar títulos de creación propia tan potentes como “Powers” o “Torso”, y que pensé: “este tío va a ser muy grande”.

    Desgraciadamente, de aquel guionista carismático, muy dotado para los diálogos y especialmente sensible para los personajes contradictorios apenas queda ya una sombra. Un caso similar al de Mark Millar: tipos que entraron en el mainstream con un montón de ideas frescas y rompedoras y que poco a poco se han convertido en parodias de sí mismos.

    Ahora de Bendis ya sólo sigo “Powers”, que va manteniendo el tipo, pero me encantaría borrar de mi memoria toda la morralla que escribió para Marvel desde que tomó los mandos de la franquicia “vengadora”…

    Me gusta

    • David Says:

      Buenas, Jero. Pues sí, Bendis, y en mayor medida Millar, andan en franco declive. Creo que la maquinaria editorial lo tritura todo, exprime a los autores y les obliga a transitar por senderos que a menudo no son de su gusto, por lo que trato de ser comprensivo. Supongo que Marvel y DC no son el mejor entorno para crear. Otros, claro, simplemente son muy malos.

      Sin embargo, yo no sería tan cruel con Bendis. Su Ultimate Spiderman sigue manteniendo unas cuotas notables, y sin bien cosas como los Vengadores o Civil War han sido realmente mediocres (estoy por leer la macrosaga de esta temporada: Avengers vs X-Men, que también guioniza él), mantiene el tono en otras obras como Powers, que tú mismo mencionas. No es el caso de Millar, que tras unos gloriosos Ultimates y Ult. X-Men (y una sabrosa y salvaje etapa en Lobezno), se arrastra por las estanterías con porquerías como Nemesis.

      Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s