Astonishing Spiderman & Lobezno

Me decidí a comprar el recopilatorio de Astonishing Spiderman & Lobezno por las excelentes reseñas y opiniones que leí en foros y páginas especializadas, la mayoría de las cuales lo colocaban como una de las mejores miniseries del pasado 2011, no sólo en lo que a Marvel se refiere, sino en el cómic USA en general. No he podido resistirme a semejante carta de presentación a pesar de que estoy bastante  desconectado de la continuidad Marvel desde el “mefistazo“, que terminó por convencerme de que el Universo Marvel tradicional tenía ya poco que ofrecerme. Pues bien, la sensación tras desembolsar los 17€ que cuesta el tomo es un poco tibia, ni frío ni calor.

Astonishing Spiderman & Lobezno se enmarca en una serie de colecciones autoconclusivas (lo que antes llamábamos series limitadas) protagonizadas por algunos de los principales personajes de la Casa de las Ideas. La nomenclatura la inauguró Astonishing X-Men con tal suerte de críticas y público que Marvel decidió darle continuidad al sello con algunas miniseries más, entre las que se cuenta la que nos ocupa. Para abreviar y evitar espoilers, diremos que la historia nos cuenta cómo los dos protagonistas del título se encuentran encerrados en un ciclo de saltos temporales que les obliga a convivir durante largos periodos de tiempo en diferentes épocas históricas. Ninguno de los dos saben a qué se deben estos saltos, ni cuánto tiempo permanecerán en cada época, o siquiera si conseguirán escapar de ella.

Así, la historia comienza con Peter Parker y Logan atrapados en la prehistoria conviviendo con una civilización de homínidos que los veneran como dioses, es el primer paso de un viaje que les llevará a distintas épocas como la década de los 80, el siglo XIX o un futuro alternativo modificado por sus acciones en la prehistoria. El principal reto que se propone Jason Aaron (al que leo por primera vez aquí) es mantener al lector en la misma situación de completa perplejidad que a sus protagonistas: en ningún momento se nos dan pistas de lo que está sucediendo, ni siquiera podemos deducir algo, simplemente podemos dejarnos arrastrar entre saltos temporales  y observar cómo Spiderman y Lobezno intentan rehacer sus vidas en cada época, desbordados por unas circunstancias que no aciertan a comprender y a la que no saben cómo poner fin… Hasta que consiguen dar con la clave que les conduce hasta el responsable de su situación.

Para no andar con rodeos, diré que la historia a mí me ha resultado rara. Tiene algunos puntos a su favor, como que suscita la curiosidad necesaria para proseguir con su lectura, o la reminiscencia que tienen algunas de sus páginas a la época dorada de Marvel, cuando la editorial estaba menos preocupada de darle un trasfondo realista a sus series (entendedme cuando digo “realista”) y abrazaba sin rubor los códigos de la space-ópera y las aventuras interdimensionales. Podría decirse que la historia no tiene grandes puntos negativos a excepción, quizás, de que podría estar protagonizada por cualesquiera otros personajes, ya que no hay nada en la historia que la haga “de Spiderman y Lobezno”, de hecho está bastante alejada del tono general de estos dos personajes, que los encuentro un poco desnaturalizados en el relato.

A parte de esto, como digo, no hay grandes pegas, pero no encuentro en la historia ninguna de las cualidades que la ubicarían entre las “recomendables”. El cómic es correcto, entretenido, pero tiene una estructura episódica simple, una trama muy básica cuyo principal valor es distraer pese a que mantiene al lector “a oscuras”, y cuya resolución no tiene ningún golpe de efecto memorable. Es más, una vez se destapa al malo final comprendí por qué la historia me resultaba tan “bizarra”, y es que el supervillano de Astonishing Spiderman & Lobezno es, sin duda, uno de los personajes más estrafalarios de la Factoría de Ideas (y uno de los que menos me gusta).

Respecto al “arte”, tenemos a un viejo conocido de las colecciones mutantes: Adam Kubert, un ilustrador por el que siempre he tenido predilección. Quizás carezca de la “genialidad” que tienen los más grandes, pero es un dibujante que domina la narración secuencial como los mejores, pura escuela Marvel: trazo limpio, espectacular pero no confuso, y facilidad para que los tíos en mallas no queden ridículos. Para mí, encontrarme con Adam Kubert a los lápices es una garantía de que, por lo menos, voy a disfrutar de ilustraciones de calidad y páginas bien estructuradas. No se puede decir lo mismo de todos los dibujantes hoy día, en muchos casos más preocupados de explayarse con hipertrofiadas pin-ups que de contar bien una historia. Y es que a los lectores nos toca sufrir a muchos dibujantes de poster.

Concluyendo, Astonishing Spiderman & Lobezno es un cómic de lectura entretenida con ciertas resonancias de la vieja Marvel, pero que probablemente no vuelva a leer en muuuucho tiempo. Correcto pero, ni mucho menos, imprescindible. 6

Astonishing Spiderman & Lobezno
Jason Aaron y Adam Kubert
Marvel. Publicado en España por Panini, 168 páginas, color, 16,95€

Anuncios
Explore posts in the same categories: Cómic USA, Marvel, Reseñas

Etiquetas: , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s