Echo (8/10)

Echo es la nueva obra de Terry Moore (autor que estreno con esta colección) y el “cómic revelación” del pasado Salón del Cómic de Barcelona, algo que no deja de ser curioso, ya que Norma lo puso a la venta semanas antes de tal evento. Aunque supongo que la editorial barcelonesa sabía lo que se traía entre manos, de ahí que prefiriera que la obra llegara al Salón con cierto recorrido hecho y prestigio ganado, en lugar de guardarlo en la recámara como lanzamiento estrella.

Para muchos, Terry Moore es el autor de Strangers in Paradise, obra que me apunto desde ya pero que, al parecer, aborda un género muy distinto al de Echo. Y digo “al parecer”, porque aunque los géneros sean distintos, creo que el estilo debe ser muy similar. Y es que Echo es una trama de ciencia ficción conspirativa al uso, pero narrada de una forma muy inusual. El autor nos presenta a Julie, una joven fotógrafa al borde del caos emocional y financiero que asiste sorprendida a un extraño acontecimiento en el desierto de Moon Lake, donde se encuentra realizando una sesión fotográfica: lo que parece ser una explosión atómica provoca una extraña lluvia de mercurio líquido que impregna su cuerpo, y las gotitas se unen en torno a su pecho formando una especie de peto que la dota de poderes sobrenaturales.

A este punto de partida le sigue una serie de acontecimientos que, más o menos, nos suenan de algo: corporación armamentística que desarrolla un proyecto secreto para el ejército, la consabida fuga de tecnología militar que cae en manos inadecuadas, la consiguiente carrera por la recuperación de dicha tecnología y una protagonista que se ve involucrada en una locura que no entiende, aislada de su mundo cotidiano y embarcada en una desesperada huida de los diversos grupos de poder que pretenden hacerse con el arma que lleva unida a su cuerpo.

Pero contar el argumento de Echo es hacerle un flaco favor al trabajo de Moore, porque su punto fuerte no es la originalidad o complejidad de la historia, sino la forma en que está narrada. Hay algo de acción, sí, pero mucha menos de la esperada, hay intrigas y misterios; y, como era de esperar, hay poderes a la sombra de los poderes ocultos detrás de los poderes evidentes… pero, sobre todo, hay personajes soberbiamente construidos, unos diálogos elaborados de forma brillante y una inmersión en los sentimientos de los protagonistas que, por lo general, este tipo de obras suele despreciar. Es como si un buen escritor de dramas emocionales se metiera a escribir ciencia ficción, pero sin renunciar a los valores básicos del género que abandona.

Y este ir contracorriente también se traslada al aspecto visual, ya que el cómic está ilustrado en blanco y negro por el propio autor con un estillo sencillo y discreto que huye de los convencionalismos del género de la SciFi. Es un dibujo poco espectacular y con limitaciones a la hora de recrear las escenas de acción, pero se muestra sobresaliente en las escenas cotidianas y brilla especialmente durante los diálogos, enganchándonos en su cadencia de planos y contraplanos y en la expresividad de los personajes, no sólo de sus rostros, sino de todo el cuerpo. Nada que objetar a este estilo visual que cotidianiza lo extraordinario, dejando de lado la explosividad habitual del cómic USA a favor de unos valores mucho más intimistas y contenidos, ideales para lo que busca transmitir el autor.

He leído varias veces que Terry Moore escribe los mejores personajes femeninos del medio, exageración que no me creí hasta que leí este primer volumen de Echo. Y no es que sean buenos personajes porque les dé un papel protagonista o de peso en la historia, es que son tremendamente realistas, con una visión de la psique femenina profunda y acertada (no sé que opinarán las féminas que lo hayan leído). De hecho, si no figurara el nombre del autor en la portada, hubiera jurado que el cómic está escrito por una mujer, ya que abandona con total naturalidad los típicos enfoques del medio, tremendamente masculinizado, y aporta una visión alternativa de este tipo de historias que, al menos yo, no había conocido hasta la fecha.

Moore coge un juego que nos es conocido pero reinterpreta las reglas, usa las temáticas habituales del cómic pero cambia radicalmente el enfoque de las mismas, rehuye de la habitual solución violenta y espectacular  y apuesta por resoluciones de las escenas más sutiles y complejas, lejos de las simplificaciones que solemos ver en otros cómics. Este enfoque resulta mucho más creíble que las poses heroicas y los personajes aparentemente cotidianos pero que, en cuanto entran en contacto con lo extraordinario, se erigen en poderosos iconos distanciados del resto de la humanidad; todo resulta mucho más humano e inquietante bajo la perspectiva de Terry Moore, y cuando lees Echo te preguntas por qué nadie lo había hecho antes. En serio, echadle un vistazo. 8

Echo nº 1
Terry Moore.
Editado en España por Norma Cómics.

Safe Creative #1005256393929

Explore posts in the same categories: Cómic USA, Independiente, Reseñas, Uncategorized

Etiquetas: ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

5 comentarios en “Echo (8/10)”

  1. Aglarel Says:

    Me alegro que te haya gustado Echo, me hice con él en cuanto lo vi en las estanterías de cierta tienda de comics que no mencionaré aquí. Estaba esperando algo asi, necesitaba mi dosis de Terry Moore desde que término Strangers in Paradise, realmente necesitaba volver a leer algo que me emocionase de alguna manera, necesitaba ver de nuevo esos personajes femeninos tan soberbiamente construidos… realmente lo necesitaba. Echaba mucho de menos a Katchoo, Francine, David, Casey, Tambi y compañía.
    Echaba de menos la sencillez con la que Moore aborda cada una de las situaciones (aunque estas sean particularmente complejas, tales como la trama que empieza a desarrollarse en Echo.
    Me llena de satisfacción poder iniciar una nueva andadura por el mundo particular de Terry Moore, espero que se prolongue durante mucho tiempo.
    Una cosa más, Moore ha sido el unico que casi hace que me enamore platonicamente de un personaje de comic… y es que Katrina Chovanski es, como poco, especial.
    Un saludo!

    Me gusta

  2. David Says:

    Se ve que habrá que leer Strangers in Paradise ¿no?.

    Me gusta

  3. Francine Says:

    Soberbia review de Echo, si te ha gustado el primer tomo, también te recomiendo Strangers in Paradise. Justo lo que comentas de la profundidad y la complejidad de los personajes es lo que me atrajo fuertemente.

    Es increíble que haya encontrado esta entrada, hasta hace poco creí estar loca por pensar lo que describes con el trabajo de Moore, ya que en mi entorno nadie comparte mi afición y “visión” de los cómics. Y con SiP me pasó algo especial no sólo por lo que dices de que parece un escritor de novelas, sino también músico y poeta (componiendo canciones originales para el cómic), fotógrafo… y me alegro que a alguien más le pase con el trabajo de este GRAN artista como es Terry Moore.

    Me gusta

  4. David Says:

    Hola Francine,

    Me alegro de que te haya gustado la reseña. Terry Moore parece provocar reacciones adversas, y hay gente que lo considera muy “ñoño”. Yo de Moore sólo he leído este primer volumen de Echo, y me ha parecido un autor con una sensibilidad especial y un tratamiento de sus personajes muy difícil de encontrar en otros cómics.

    Me gusta

  5. Parménides Says:

    Strangers in Paradise es un soplo de aire fresco al cómic. Lo que hubiera pasado si Kevin Smith se hubiera mantenido fiel al espíritu de Persiguiendo a Amy (en lugar de creerse el amo del mundo con burradas como Dogma y Jay&Bob…). La mejor aproximación a lo intimista, no pretencioso y humano que hay en un género habitualmente machista. Una concatenación de guión, dibujo, poesía y belleza como no se había visto antes con tan pocos complejos. Con unos personajes como Katchoo o Francine tan tridimensionales y carismáticos que es difícil no enamorarse de ellas.
    Casi todo ello lo comentáis muy acertadamente, a mi parecer, en las intervenciones anteriores.

    Sin embargo…

    Redunda en lo mismo tanto tantísimo que acaba por cansar. No salta al siguiente nivel y cuando intenta hacerlo con historias de mafias y corrupción que le pegan menos al tratamiento de los personajes, entonces me doy cuenta que es una obra que queda a medias.

    Espero que no pase lo mismo a Echo, cuyo primer volumen arranca con maestría soberbia, en un terreno pantanoso por ser un género no habitual en estas lides (como dice la reseña)y que deberemos juzgar más adelante si se convierte en una obra redonda… que para mí Strangers in Paradise no fue.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s