Capitán América: “Amenaza Roja” (5/10)

Tercer volumen “Marvel Deluxe” que Panini publica del Capitán América de Ed Brubaker, y la cosa pierde fuelle por momentos. Yo no disfruté la colección cuando se publicó en grapas, así que la voy descubriendo a golpe de volumen, pero mucho me temo que de este no paso.

Puede que la culpa sea de mis elevadas expectativas, tanto y tan bien habían hablado del Capi brubakeriano que esperaba encontrar en estas páginas otra joya como Sleeper (serie mucho mejor que, sin embargo, tuvo mucho menos bombo según creo), pero no ha sido ese el caso. Si los dos primeros tomos, Otro Tiempo y El Soldado de Invierno, tenían un nivel ciertamente superior a la media de los cómics Marvel, aunque sin llegar a ser una revisión del personaje que vaya a pasar a la historia, este Amenaza Roja comienza a sumergirse en unos niveles de mediocridad que no auguran nada bueno para el futuro de la serie.

El tomo se abre con el número Especial 65 aniversario del Capitán América, guionizado por Brubaker y dibujado por los españoles Javier Pulido y Marcos Martín. Hago aquí un inciso para hablar de estos dos ilustradores patrios, que exhiben en este número especial un dibujo muy estilizado y elegante, muy europeo, muy Mark Waid y muy Tim Sale, con mucha limpieza de trazo y tal, pero que queda absolutamente en evidencia en cuanto acaba el “Especial”, pasas la página y te reencuentras con las maravillosas ilustraciones sucias y cargadas de claroscuros de Steve Epting, un artista, a mi juicio, muchísimo más apropiado para los guiones de Ed Brubaker. Y que conste que a mí Marcos Martín me encantó en Amazing Spiderman, me pareció un soplo de aire fresco y lo disfruté bastante.

Respecto a la historia de este especial pues, como suele pasar con los “Special” y los “Annuals”, es totalmente prescindible. Algo sobre el Capi y sus amigos que ayudan a una joven de la Resistencia alemana en la II Guerra Mundial. Una historia que nadie recordará, excepto por un evidente fallo de raccord temporal que alguien me tendrá que explicar: si el relato se desarrolla en Alemania en 1944, ¿qué hacen Nick Furia y Dum Dum Dugan ayudando al Capitán y a Buck Rogers? O sea, ya sabemos que la continuidad temporal Marvel no es lo que era, pero esto se pasa de castaño oscuro. ¿Cuántos años se supone que tienen en la actualidad Furia y Dugan? Al menos 85. Me parece tan clamoroso que supongo que será una licencia artística que se toma Bru, como si la historia se hubiera publicado en una de esas revistas pulp protagonizadas por el Capi en los 40 y 50 para levantar la moral de la tropa y del país, en las que aparecían el propio Furia, Dum Dum Dugan y “Los Invasores”.

Al margen de este número especial, el resto del volumen está dedicado a la colección regular escrita por Brubaker y dibujada por Steve Epting, y recoge dos nuevos arcos argumentales: “Trayectorias en Colisión” y “El Blitz del Siglo XXI”. En ellos se sigue desarrollando la trama de Cráneo Rojo al frente de la macro corporación Kronas, desde la que pretende dominar el mundo, al tiempo que Brubaker recupera el personaje de Pecado, la hija repudiada del susodicho Cráneo. Todo ello aderezado por la búsqueda de Buck Rogers que mantiene ocupado al Capitán América y que, en el segundo arco argumental, le lleva hasta Londres (aparición especial de Union Jack y SpitFire).

La agente 13 de Shield vuelve a tener un papel estelar.

El caso es que la historia se desarrolla con lentitud, se arrastra, no engancha y da la sensación en todo momento de que hasta el propio Brubaker se aburría al escribirla. Los diálogos creíbles se mantienen y los personajes actúan con coherencia, pero el argumento está cargado de clichés, de escenas de accióm que hemos visto un millón de veces y contadas con más gracia. Como me pasaba en los anteriores volúmenes, la parte de Cráneo Rojo es la que más me disgusta, con el agravante de que en esta ocasión es el hilo central del relato. No sé si será por un mal planteamiento o, simplemente, es que el personaje de Cráneo es un anacronismo viviente sin razón de ser hoy en día. Es uno de esos malos malísimos planos planísimos que nuestro padres disfrutaban en los 60 y 70 y nosotros podíamos tragarnos en los cómics de los 80, hasta que llegaron Alan Moore y Frank Miller y descubrimos que los malos podían tener dimensionalidad, interés y carisma, más que el protagonista incluso.

Cráneo Rojo es un lastre evidente para la colección, pero Brubaker, por alguna razón, insiste en que la misma gire en torno a él. Hubiera preferido ver al Capitán América luchando contra terroristas de carne y hueso, desarticulando cárteles de droga en Centro América u oponiéndose como símbolo de la democracia a un gobierno corrupto. Quería leer aquí a un Capi más apegado a la nefasta realidad que leemos en los periódicos, luchando contra los malos de verdad que no visten mayas; se suponía que para eso había venido Brubaker. Para salvar el mundo el Capitán América ya sale de paseo con Los Vengadores. 5

Capitán América: Amenaza Roja.
Ed Brubaker y Steve Epting.
Panini Comics, colección Marvel Deluxe.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Cómic USA, Marvel, Reseñas

Etiquetas: , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

One Comment en “Capitán América: “Amenaza Roja” (5/10)”

  1. Anónimo Says:

    ooooooooooooooooooooooseeeeeeeeeeeeeeee t6engo 98 años

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s