Spiderman despedido, y uno que se despide de Spiderman

En el número publicado esta semana en USA de Amazing Spiderman (#624) Peter Parker es despedido, se queda en el paro. Supongo que para hacer concordar la historia con el momento actual, darle un cariz de contemporaneidad (“mostremos que Spidey tampoco se salva de la crisis”) y, de paso, reforzar la identificación del personaje con muchos de sus lectores, que igualmente sufren en sus carnes el mordisco del desempleo.

Sin embargo, la crisis que más está castigando al Lanzarredes no es el crack financiero global, sino la terrible crisis de calidad en sus historias. ¿Cómo pretende la editorial convencer a esos abnegados lectores, muchos de ellos en el paro como Peter Parker, para que se dejen sus mermados ingresos en la colección?

Personalmente, no sé hacia dónde se dirige Spiderman, y me temo que sus autores tampoco. Lo que es seguro es que, vaya a donde vaya, yo ya no le acompaño. Este mes, después de leer el nº 40 de la edición española de Panini (Amazing Spiderman # 592-594 USA), he tomado la decisión de bajarme del carro. Ya no lo aguanto mes. No es que este número haya sido especialmente malo, simplemente es que este mes por fin ha hecho efecto el concienzudo proceso de desgaste perpetrado desde el editor jefe de Marvel, Joe Quesada, el editor de Spiderman, Steve Wacker, y sus brazos ejecutores: el Spider-Team ese (Bob Gale, Dan Slott, Marc Guggenheim, bla bla bla). Estoy hastiado de argumentos menores, personajes secundarios sin interés, guionistas que firman mes tras mes un relato incapaz de suscitar en mí la más mínima expectación. No sé si alguien ha leído este nº 40, pero ¿habéis visto las ilustraciones del tal Mike McKone? ¿O la pésima historia de relleno pesudocómica escrita por los guionistas de un late-show de TV? ¿Y a J.J. Jameson de alcalde de Nueva York?. Es como si los responsables de la cabecera hubieran hecho una apuesta a ver a quién se le ocurre la chorrada más grande, aquí todo vale, y lo peor es que están encantados de ello.

No voy a volver a hablar del “mefistazo” y el burdo reseteo hecho a la colección, porque sé que la mayoría está de acuerdo en lo lamentable de ese recurso editorial que ha llevado al personaje a su actual punto muerto. De igual modo, sé que a muchos todo esto les deja indiferentes; es más, muchos asumen con naturalidad desde hace años que Spiderman es la peor colección de entre los buques insignias de Marvel. En mi caso, llevo comprando Spiderman más de 15 años. No diré que ininterrumpidamente, porque hubo momentos en los que también desfallecí y abandoné la cabecera (como en la tristemente famosa saga del clon, o cuando debía sufrir los guiones de gente como Terry Kavanagh), pero aparte de estos lapsus, siempre he adquirido Spiderman puntualmente, como el que compra el periódico. Era una especie de nexo con mis orígenes en el mundo del cómic, cuando leía el Spiderman de Gerry Conway y John Romita Sr.

Pero la actual situación hace que te pienses muy mucho en qué te gastas el dinero, y he decidido que Spiderman es prescindible. Después de una de las mejores etapas del personaje (sí, me refiero a Strackzinski) la serie vuelve a hundirse en un pozo de mediocridad insoportable, incapaz de aguantar la comparación con otras cabeceras del cómic norteamericano actual, infinitamente más frescas y elaboradas. Incluso de la propia Marvel, que parece desentenderse una vez más de su personaje más popular. Muchas veces me he preguntado por qué Ultimate Spiderman, que lleva años maravillosamente escrito por Brian Michael Bendis, con una elaboración de personajes y evolución de la historia envidiable, es infinitamente mejor que las cabeceras “oficiales” del personaje. ¿No sería momento de decirle a Bendis “te necesitamos chico, coge Amazing Spiderman y endereza el rumbo de la nave, que se nos va de las manos”?

Bueno, ellos sabrán. Lo que está claro es que a partir de ahora voy a aplicar a ultranza la postura que más o menos vengo adoptando desde hace unos años: nada de seguir colecciones, compraré autores que merezcan la pena, adquiriré los arcos argumentales que me interesen de cada colección, me refugiaré en la novela gráfica y en miniseries de calidad contrastada, y dejaré a un lado el afán completista del que adolecemos muchos coleccionistas de cómics. Hoy día es la única manera de que no te tomen el pelo. Así que también me ha llegado la hora de gritar “Spiderman, ¡despedido!”.

Safe Creative #1003045686771

Anuncios
Explore posts in the same categories: Cómic USA, Marvel

Etiquetas: , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

4 comentarios en “Spiderman despedido, y uno que se despide de Spiderman”

  1. e Says:

    Hola, he visto tu comentario sobre el I pad. Estoy pensando comprarme un tablet para leer comics. Y estoy buscando buena información sobre cúal es el mejor dispositivo. Tienes alguna información que me pueda ser útil?
    Gracias de antemano
    E

    Me gusta

  2. David Says:

    La elección no es sencilla, hay muchas opciones, empezando por el propio iPad, aunque debes tener en cuenta que el cacharro de Apple no es un tablet PC propiamente dicho, es más bien un iPod touch gigante (comparten sistema operativo). Pero si lo quieres usar principalmente para leer cómics, debe ir de perlas, sobre todo porque ya se está desarrollando una versión de Flypanel para él (Flypanel es la mejor aplicación para leer cómics en el iPod).

    Pero si quieres un tablet PC, sé que para leer la gente tira por los Fujitsu Stylistic, los iiView VPad y, en general, aquellos modelos que no tienen teclado físico (ahorras peso y consumo).

    Yo no tengo tablet PC, pero uso habitualmente dispositivos portátiles, y para leer te recomendaría que, sea cual sea el que elijas, que no pese más 1,5 kg y que tenga pantalla LED (no la habitual TFT), porque con la tecnología LED el ahorro de energía es tremendo, y una batería pasa de durarte las habituales 2 horas a 6 ó 7 horas reales, sobre todo si no tienes el wifi conectado (innecesario para leer cómics).

    Me gusta


  3. […] tengo cariño es a Spidey, cuyas colecciones compré puntualmente durante 20 años hasta el “mefistazo“, pero nunca he sido un purista ni he estado cerrado a reinterpretaciones siempre que se […]

    Me gusta


  4. […] tengo cariño es a Spidey, cuyas colecciones compré puntualmente durante 20 años hasta el “mefistazo“, pero nunca he sido un purista ni he estado cerrado a reinterpretaciones siempre que se […]

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s