The Boys (7/10)

Garth Ennis aborda con The Boys uno de sus proyectos más personales: una serie en la que realiza una parodia bastante gamberra e inmisericorde del mundo de los superhéroes, dando rienda suelta a su ya famosa mala leche sin dejar títere con cabeza. Los superhéroes más fomosos de las dos principales editoriales del sector tienen aquí sus propios trasuntos, retorcidos y distorsionados por la lente de Garth Ennis, que despoja a estos personajes de toda aureola épica sacando punta a sus rasgos más sospechosos y controvertidos, ridiculizándolos sin la más mínima piedad. Este enfoque de la colección llevó a Wildstorm (propiedad de DC Comics) a cancelar la cabecera después de seis números, debiendo continuar su publicación en la más indie Dynamite Enterteinment. El motivo, según el propio autor, fue que la editorial matriz no estaba nada contenta con el tono que presidía la serie, en el que era habitual ver superhéroes consumiendo drogas, matando por diversión o celebrando verdaderas orgías superhumanas.

En contraste con este enloquecido universo superheroico tenemos al joven escocés Wee Hughie, que es reclutado por un peculiar organismo del gobierno USA después de que su novia muriera por la negligencia de un “superhéroe”. El desgraciado incidente pone a Huguie en el punto de mira de El Carnicero (The Butcher), líder del grupo de operaciones encubiertas que da título a la colección (The Boys), y que tiene como principal objetivo controlar los desmanes superheroicos, haciendo desaparecer a aquellos que se vuelven especialmente molestos. Pero, como Hughie pronto descubrirá, el Carnicero tiene su propia opinión sobre los supers y cómo deben ser tratados, no siendo especialmente ortodoxo u obediente a la hora de ejecutar las misiones o elegir los objetivos.

De este modo, el lector vive la historia a través de los ojos de Hughie, un recién llegado a este mundo de locos, y nos sorprendemos y desconcertamos junto con él al ir conociendo los verdaderos hechos y personajes que viven tras la versión oficial que trasciende al gran público. Este protagonista-cicerone es todo un acierto de Ennis, ya que consigue que empaticemos inmediatamente con el personaje, de modo que, por disparatada que resulta la situación que estamos leyendo, podemos apoyarnos en la perspectiva de Hughie para tener un referente que nos permita digerir la historia.

Los Vengadores, la Liga de la Justicia, los X-Men… todos se llevan su ración en The Boys, lo que resulta especialmente divertido para el lector que conoce el mundillo, ya que muchas de las bromas y situaciones funcionan a raíz de la complicidad con el lector habitual, capaz de entender las referencias y la mala uva con la que Ennis reinterpreta personajes que llevan con nosotros toda la vida. Pero The Boys funciona más allá de la parodia, también es un solvente relato de investigación y acción, con un trasfondo conspirativo tipo “la realidad en la sombra que no conoce el público” absolutamente atópico, que por momentos recuerda a uno de los cómics revelación de la pasada década: The Authority, pero en un tono bastante menos trascendente.

Ahora bien, ya he comentado en otras ocasiones que hay autores que funcionan mejor cuando trabajan con absoluta libertad creativa, lejos de los personajes y cortapisas de las grandes editoriales (Robert Kirkman o Ed Brubaker, por poner dos ejemplos evidentes). Ennis, sin embargo, me produce la sensación contraria: creo que determinados límites creativos le permiten desarrollar historias menos histriónicas que funcionan mejor, y sí estoy pensando en la soberbia MAX Punisher. Por contra, cuando sabe que su guión no va a ser filtrado por un editor jefe, como ocurre aquí, abusa de algunos de sus rasgos de estilo, hasta un punto que a mí me acaba cargando en más de una ocasión. Y es que ese humor escatológico y sórdido, en demasía, acaba volviéndose un “caca, culo, pedo, pis” de lo más pueril que no siempre funciona. Me ocurría en Predicador, y me ocurre con The Boys, aunque no hasta el punto de que me impida disfrutar de esta nueva gamberrada del autor irlandés. 7

The Boys
Garth Ennis y Darick Robertson. Norma Editorial.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Cómic USA, Reseñas

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

3 comentarios en “The Boys (7/10)”

  1. Mythos Says:

    En este caso estoy totalmente de acuerdo. A mi Garth Ennis me gustó en sus inicios en Predicador. Después la serie fue decayendo, sin un rumbo fijo, sólo buscando el morbo por el morbo. Su Hellblazer estaba bien aunque tampoco mataba. Leí los primeros números de su etapa en The Punisher, con Steve Dillon, y lo que pensé es que era Predicador con una calavera en el pecho… Además de personajes clavados a los que salían allí. Total que no leí nada más de su The Punisher a pesar de que el tono cambió radicalmente por lo que he leído y he podido apreciar yo. Pero el caso es que no ha sido hasta The Boys que he vuelto a leer algo de Garth Ennis y porque la idea de satirizar los cómics de superhéroes me parecía atractiva pero, en cada tomo, cada vez más, empiezo a sentir lo mismo que sentía con Predicador y es que cada vez me importa menos… Encima me molesta ese aire de ir de rebelde, de atreverse a todo y romper con todas las reglas, que se acaba quedando en una pose de sangre y visceras porque luego se cortan a la hora de plasmar un simple pene. A mi es una cosa que la verdad me choca bastante.

    Me gusta

  2. David Says:

    Así es Ennis. Pero ya digo, cuando no tiene barra libre para sus gamberradas y aborda temas serios, me resulta un autor maravilloso. Y como ejemplo ahí está su “MAX Punisher”, no confundir con algunas historias de “Punisher War Journal” escritas por Ennis y dibujadas por Steve Dillon, que como dices recuerda mucho a Predicador.

    MAX Punisher es mucho más adulto y oscuro, y que yo recuerde no hay ningún arco argumental dibujado por Steve Dillon (acompañan a Ennis ilustradores mucho más solventes). El problema es que aquí se ha publicado un par de Punisher War Journal de Ennis bajo el sello MAX, y eso confunde a más de un lector.

    Me gusta

  3. cucurucho Says:

    Yo creo que Ennis el único lastre que arrastra es a él mismo y sus ganas de ser gamberro porque sí en muchas ocasiones. The Boys creo que tiene una gran historia detrás, sobretodo tengo ganas de ver la historia de amor de Hughie, que promete ser dramática y conmovedora a tope, al igual que también pinta cada vez mejor la historia oculta tras los siete y la empresa esa (no recuerdo el nombre… ¿Vought American?) que tienen detrás manejando los hilos, que parece un poco típica pero esta contada de una forma muy original además de que siempre es divertido ver donde coloca cada estereotipo… yo me he llevado una gran sorpresa con la forma en que ha manejado los X-Men.
    Eso sí, como en MAX:Punisher, en ningún sitio, para mí esta por encima de Predicador.

    Saludos!!

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s