Marvel y el abuso de las macrosagas

Marvel ha diseñado una nueva estrategia editorial según la cual cambia periódicamente el status quo de su universo editorial. En un par de años, y con pocos meses de diferencia, hemos sufrido una Civil War, que dividió al mundo superheroico entre los partidarios y los detractores del acta de registro, llevando a muchos de los personajes clásicos de la casa a actuar en la clandestinidad. Meses después nos hemos encontrado con una Invasión Secreta que nos ha desvelado, entre otras cosas, que varios de los protagonistas y secundarios de colecciones Marvel eran agentes skrull infiltrados. Y actualmente, como consecuencia directa del anterior arco argumental diseñado por Brian Michael Bendis, nos encontramos en Dark Reign (Reinado Oscuro), nueva vuelta de tuerca al mencionado status quo que eleva a Norman Osborn al puesto de secretario de Estado de Seguridad de los USA (en lugar de Tony Stark), lo que supone, entre otras cosas, que determinadas organizaciones de supervillanos reciben impunidad para actuar siempre que no perjudiquen los intereses de Estados Unidos (ni del propio Norman Osborn, claro).

Dark Reign

Cabe reseñar que, como novedad, Reinado Oscuro no es una miniserie en sí mismo, sino una especie de nuevo orden del universo Marvel que afecta más o menos a todas las colecciones. Aunque aquí no acaba la cosa, la Casa de las Ideas amenaza con rizar el rizo con Siege, su superproducción para 2010 enmarcada (como casi todas) en la colección de los Vengadores.

Estos macroeventos editoriales han existido desde hace décadas, son una vieja fórmula de éxito: series limitadas de varios números que sacuden el stablishment del universo superheroico en cuestión, y que tienen resonancia en las principales colecciones de la casa (e.g.: Secret Wars o Crisis en Tierras Infinitas). Sin embargo, jamás se había dado tal uso y abuso de esta fórmula en tan poco espacio de tiempo.

¿Es ésta una estrategia editorial válida? Desde el punto de vista comercial parece ser que sí, las series limitadas antes mencionadas se han vendido bastante bien. Aunque por ahora conocemos su efecto a corto plazo, también conozco lectores de cómics habituales (pero no mensuales) que recelan de comprar un cómic de X-Men, Los Vengadores o Spiderman porque “ya no me entero de nada, Lobezno no está en la Patrulla X”, “¿dónde están Thor y Iron Man?” o “¿qué demonios han hecho con Mary Jane?”. Tanto vaivén del dichoso SQ está comenzando a crear una barrera infranqueable para los seguidores no asiduos, ya que se obliga al lector a un seguimiento estricto de las colecciones para saber qué está pasando en el Universo Marvel.

siege_teaser6

Independientemente de los resultados económicos que la estrategia ideada por Joe Quesada esté arrojando, habría que tener en cuenta también las consecuencias para los personajes y editoriales de la colección. ¿Hasta qué punto estas grandes sagas que envuelven a varias colecciones irrumpen en los planes de los guionistas que las escriben? ¿En qué medida se han visto truncadas buenas ideas por la obligación impuesta desde la planta de marketing de que fulanito sea un skrull, o que el protagonista decida revelar su identidad secreta? Especialmente sangrante es el caso de Spiderman (nunca un personaje tan importante ha sido tan denostado por una editorial), ya que se aprovechó su papel en Civil War para borrar de un plumazo todo el trabajo de Strackzinski en la colección durante años, dándole un giro de tuerca a la cabecera que no parece haber contentado a nadie.

No sé qué opinaréis. Hay muchos lectores a los que les encantan estas especies de “superproducciones” en formato comic-book. Yo, por el contrario, pienso que los mejores cómics se escriben con historias sencillas, sin muchas explosiones, en las que se deja trabajar con libertad a los autores al frente. Exactamente lo mismo que pasa en el cine. Últimamente me da la sensación de que Marvel está volviendo a su concepto editorial de principios de los 90: exprimir al máximo a sus personajes, buscar grandes ventas inmediatas, independientemente de que, a nivel artístico, los resultados sean más bien pobres y se puedan hipotecar a determinados personajes a largo plazo. Veremos cómo evoluciona la cosa.

Explore posts in the same categories: Cómic USA, Marvel

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

4 comentarios en “Marvel y el abuso de las macrosagas”

  1. galofunditor Says:

    Bueno, es la primera vez que leo tu blog y me parece que propones un debate interesante. A mi parecer (y llevo leyendo comics desde hace más de 20 años), se vive uno de los momentos de mayor esplendor de Marvel, aunque con resultados desiguales. Si Dinastia de M y Civil War fueron apoteosicas, Invasión Secreta es execrable. Reino Oscuro está por ver.
    Respecto a los personajes: Spider-man está así de mal porque sus guionistas son bastante inutiles y sin ningún tipo de imaginación (dejando aparte a Stracinsky ha sido así desde los 90). Diferente es el caso de, por ejemplo, del nuevo Capitán América, cuya serie esta actualmente atravesando una etapa muy dulce.
    Es cierto que es difícil que el lector novel comprenda las nuevas series, pero, con un universo con más de 40 años a las espaldas, siempre ha sido dificil implicarse, pero con un mínimo de paciencia y la multitud de páginas web sobre superheroes existentes es posible ponerse al dia (+ o -).
    Buen artículo. Hasta la próxima.

    Me gusta

  2. David Says:

    Bienvenido por estos lares galofunditor, espero que te hagas asiduo. Estoy de acuerdo contigo en que Marvel atraviesa momentos dulces, pero más por la calidad del trabajo de algunos de sus autores (Brubaker, Mark Millar, Bendis, Garth Ennis, Stackzinski…) que por el acierto de sus decisiones editoriales. Porque últimamente, cada vez que meten mano en el desarrollo de alguna colección quitando de los mandos al guionista al cargo (Spìderman, sin ir más lejos, o la nefasta saga Ultimatum) es para meter la pata hasta el fondo. Creo que lo peor de Marvel en estos momentos son estas macrosagas, que además resultan muy intrusivas en algunas colecciones. Y aun así disfruté Civil War, que conste.

    Me gusta

  3. Mythos Says:

    El problema es que Bendis nunca se detiene a reflexionar sus ideas. Todos esos macroeventos que ha padecido el Universo Marvel en los últimos años tenían ideas de partida interesante, en el desarrollo algunas han perdido fuerza, pero el status quo que dejaban pasado el evento era lo que se buscaba. El problema es que falta tiempo para explorar las posibilidades que otorgan estas situaciones. En Marvel pasan de una cosa a otra como si tuviesen prisa y así no da tiempo en las series regulares a contar nada. No sé si lo hacen porque no quieren entrar en muchos detalles por los cambios que pudiesen surgir en sus personajes y que no pudiesen controlar o, porque como digo, Bendis esta muy ansioso de llevar el Universo Marvel a donde él le interesa…

    Me gusta

  4. Turbbo Says:

    Discrepo. Desde Civil War el universo Marvel se ha vuelto un lugar más oscuro, dinámico e interesante, y la mayor parte de la culpa es de Bendis. Benditas sean estas macrosagas que cambian el status quo cada cinco minutos. Bendita sea la perfecta sensación de universo cohesionado, bendita la magistral sinergia entre los títulos y bendito Norman Osborn.

    Ahora sí, más que nunca, MAKE MINE MARVEL.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s