The Punisher: “Valley Forge, Valley Forge” (8/10)

Garth Ennis se despide de Punisher con un cómic redondo,  publicado el pasado mes de julio en nuestro páis por Panini: “Valley Forge, Valley Forge”. Una novela gráfica en la que el autor irlandés vuelve a dar lo mejor de sí y recupera los elementos que han convertido esta cabecera en la mejor de la línea MAX (sello bajo el que Marvel publica sus obras más adultas).

En esta ocasión Ennis vuelve a invertir los papeles, y nos presenta a un Frank Castle que deja de ser el cazador para convertirse en el objetivo de un comando Delta del ejército USA, que reciben la orden de detener a toda costa al justiciero. No es la primera vez que Ennis decide poner al personaje en el papel de presa, pero sin duda en este cómic la jugada le sale redonda. Volvemos a tener el humor negro propio del autor, la detallada descripción de los métodos de Castle, el despiadada retrato del mundo que hay “al otro lado”, secundarios carismáticos que sólo duran un arco argumental (pero que ya quisieran algunas colecciones entre su elenco de fijos)… y a todo ello se suma el deseo de Garth Ennis de “cerrar el círculo”, para lo que retoma los orígenes del personaje y los proyecta en la actualidad.

Portada Punisher MAX nº59 USA

La tesis que Ennis ha manejado a lo largo de su etapa con Punisher es que ‘El Castigador’ no nace en el momento en que su familia es asesinada a manos de la mafia. El irlandés abandona esa inspiración tan batmaniana para centrar el origen del personaje en los propios demonios interiores de Frank Castle, un hombre frío y violento que deja asomar por primera vez a la bestia durante su estancia en la guerra de Vietnam, conflicto en el que comienza a hacerse ‘popular’ entre sus camaradas (“sabíamos que si había alguna manera de salir de allí, sería manteniéndonos junto a Castle”). Posteriormente, con el asesinato de su familia, la vida cotidiana deja de tener sentido para Frank Castle, y la bestia queda suelta para entregarse de nuevo a la guerra, su hábitat natural.

Ennis aprovecha las constantes referencia al pasado de Castle en el ejército para evaluar lo que supuso el conflicto de Vietnam, y enlazar aquel período histórico con la actual situación en Irak. Para ello, el autor usa el mismo recurso de Alan Moore en Watchmen: inserta entre capítulo y capítulo páginas de ficticios reportajes de la época, biografías de veteranos, documentos clasificados del ejército, etc. a fin de reconstruir lo que supuso aquel conflicto para una nación sumamente ingenua ante lo que suponía la acción militar.

En muchas ocasiones se ha destacado el parecido de Punisher con Mack Bolan “El Ejecutor”, personaje literario creado por el escritor estadounidense Don Pendleton y que protagonizó su propia saga de novelas en los 70. Aunque la inspiración en “El Ejecutor” es evidente, los personajes que se consuman a la venganza son todo un cliché con numerosos ejemplos en literatura y cine. La venganza es un poderoso vehículo narrativo que ha dado lugar a obras memorables, como el manga El Lobo Solitario y su Cachorro (‘Lone Wolf and Cub’) de Kazuo Koike, o la trilogía Kill Bill de Tarantino, por decir los dos primeros que se me vienen a la mente. Pero el Castigador de Ennis tiene un elemento diferencial que me fascina: y es que su venganza no tiene un objeto final, no hay una meta que alcanzar, alguien a quien asesinar o una organización a la que destruir. En estos cómics, Frank Castle está entregado en cuerpo y alma a una guerra que no podrá ganar y que sólo concluirá cuando muera. Es algo que el propio personaje expresa a menudo a lo largo de la historia: no busca hacer justicia, no busca marcar una diferencia, sabe que por cada criminal que elimine otro ocupará ese lugar. Su único objetivo es infligir tanto dolor y muerte como le sea posible a aquellos que hacen negocio de la desgracia ajena. Un personaje con esa motivación es arriesgado, es difícil empatizar con él y la ausencia de objetivos concretos es algo poco habitual en un relato, pero Gath Ennis logra enganchar como pocos con este trabajo. 8

Explore posts in the same categories: Cómic USA, Marvel, Reseñas

Etiquetas: , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

4 comentarios en “The Punisher: “Valley Forge, Valley Forge” (8/10)”

  1. Naib_Stilgar Says:

    Pues sí, totalmente de acuerdo en cada letra que has escrito… el trabajo de Ennis con el Castigador ha sido impresionante, tanto en los momentos humorísticos como en los oscuros y dramáticos consiguiendo darle una dignidad y carisma al personaje que parecía difícil estando encuadrado en el universo Marvel. La verdad es que yo no lo hubiera expresado mejor de lo que lo has hecho tú.

    La única pega que le pondría es que hayan elegido a Howard Chaikin para dibujar los últimos tomos, con la de grandes dibujantes realistas que ha tenido antes la serie, muy apropiados para el tono que Ennis le ha dado.

    Un saludete y espero que sigas comentando con este nivel los comics, que no está sobrada la interné de blogs reseñadores de calidad 😛

    Me gusta

  2. David Says:

    The Punisher de Garth Ennis es un pedazo de cómic que, no sé por qué, me parece que no está todo lo valorado que debiera. Totalmente de acuerdo contigo en lo de los dibujantes, nada como los Leandro Fernández o los Doug Braithwaites que dibujaban los primeros volúmenes.
    Si te gusta Ennis, te recomiendo “Hellblazer: Hábitos Peligrosos”, para mí lo mejor del irlandés (y sí, incluyo Predicador).

    Me gusta

  3. Atonman Says:

    Gran crítica y además me alegro un montón de ver que no estoy solo en lo que a maravillarse con el gran MAX Punisher de Ennis.

    Obra que me parece que no está valorada como se merece, y algo me dice que es por su publicación a base de tomos. Me explico, no es que estén mal estos 100% Marvel, no, lo que pasa es que uno se pierde muchísimas cosas si no recuerda los detalles de los números anteriores. Ennis hace un trabajo mucho más complicado y elaborado de lo que parece, un puzzle donde crea un microuniverso para el Castigador que dudo que volvamos a ver jamás en un futuro con el mismo nivel. Por ejemplo, el tomo de “Arriba es Abajo y Blanco es Negro” me parecía uno de los más flojos de la etapa, pero cuando se releen los números todos seguidos uno se da cuenta de cómo se sientan las bases en ese mismo tomo de una manera impecable, haciéndolo imprescindible y dándole intensidad al propio final del susodicho. Ennis crea arcos argumentales tan bien hechos que parece que se pueden leer por sí mismos sin necesidad de sentir que te has perdido nada anteriormente (excepto quizás el de “La Larga y Fría Oscuridad”), pero lo cierto es que todos juntos conforman una historia mucho más grande, intensa, épica y dramática, la del hombre con una cruzada autoimpuesta tan grande que no puede librarse de ella ni deseándolo.

    Muy grande esta etapa, y espero que sea mejor valorada en un futuro. Me atrevo a decir que ni siquiera Miller hizo nada semejante con Daredevil, por mucho Born Again que escribiera.

    Me gusta


  4. […] como Sleeper y Criminal (ambas de Ed Brubaker), Gotham Central (varios) e incluso diría que el MAX Punisher de Garth Ennis (una servilleta para limpiarme la baba, por […]

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s